• No hay productos en el carrito.
Finalizar compra

Los vinos

Vall Llach

El vino insignia de Celler Vall Llach

Se obtiene de una finca ubicada en un paraje singular al que la tradición le ha dado un nombre poético: el ‘Mas de la Rosa’.

Esta finca de pendientes imposibles, de una ‘llicorella’ adusta y una insolación reverberante del sector Sur, tiene unas características tan particulares, que le permiten darnos el vino más exclusivo del Celler.

Añadas: 2010 – 2012 – 2013 –  2015 – 2016 – 2017.

Porrera

Es nuestro Vino de Vila

Las grandes Cariñenas de Porrera tienen renombre en los cenáculos más entendidos del mundo del vino. Celler Vall Llach tiene el privilegio de poseer fincas con unas Cariñenas extraordinarias que le permiten presentar este Vino de Vila de Porrera, como una joya del Celler.

Cariñenas antiguas, seleccionadas, de plantaciones que superan los cien años que también contienen de media un 15% de Garnachas.

Son vides de otros tiempos y que definen la personalidad del Porrera de Vall Llach.

Añadas: 200920102012201320142015 – 2016 – 2017

Idus

Un vino de fincas escogidas

El Celler elabora este vino a partir de de los racimos procedentes de vides muy viejas, algunas centenarias, pertenecientes a fincas escogidas, propiedad de viticultores que colaboran con nosotros desde nuestra fundación.

Desde el Celler, hacemos un seguimiento exhaustivo de cada uno de los procesos de elaboración. Y esta colaboración con los payeses, que aportan las tradiciones y costumbres heredadas, origina que Celler Vall Llach identifique este vino, Idus, con el esfuerzo y la singularidad del cultivo de estas tierras: un vino de territorio.

Anyades: 2001 2002200320042005200620072008200920102012201320142015 – 2016 – 2017

Embruix

El vino más popular del Celler

Se elabora con los racimos procedentes de vides que en su mayoría no llegan a los 30 años y plantadas en propiedades del Celler.
Son vides de Cariñena, Garnacha, Cabernet, Merlot y Syrah, de fincas repartidas por una geografía muy extensa, en altitudes y orografías diversas, y en las que la insolación proviene de toda la Rosa de los Vientos.

Con estas variables y la presencia de la ‘llicorella’, Celler Vall Llach obtiene un mosto de gran estructura y complejidad que le permite elaborar el Embruix.

Añadas: 1998199920002001200220032004200520062007 20082009201020112012 –  20132014 – 2015 – 2016 – 2017 – 2018

Aigua de Llum

El único vino blanco del Celler Vall Llach

Es una colección muy especial, en todos los sentidos. Es el único vino blanco del Celler Vall Llach, obtenido a partir de los racimos procedentes de las vides de Viognier, arraigadas en el paraje más agreste de la finca “Mas del Porrerà”, debidamente complementado con las Garnachas, Picapolls, Macabeo y Escanyavelles de los “Trossos”.
Por otra parte, esta colección, limitada por una producción escasa, que de media no supera las 800 botellas por añada, es un recuerdo y un homenaje al poeta Miquel Marti i Pol, amigo del Celler desde su fundación.

El nombre “Aigua de Llum” proviene de un fragmento de su poema “Solstici”:

Dia vindrà que algú beurà a mans plenes
l’aigua de llum que brolli de les pedres
d’aquest temps nou que ara esculpim nosaltres.

Como tributo de esta relación del poeta con el Celler, cada año se celebra el Certamen ‘Terra i Cultura’ que convoca el premio Miquel Martí i Pol.

Añadas: 20062008200920102012201320142015 – 2016 – 2016 – 2017 – 2018

Maria de Cal Vall

El vino rancio del Celler

Es un vino homenaje a Maria Grande, madre de Lluís Llach, y que en Porrera se la conocía como Maria de Cal Vall, apodo que le venía de la casa solariega de donde procedía.

María heredó las fincas de Cal Vall, pasados los años 50 del siglo pasado y entre las pertenencias de la casa, encontró y cuidó las botas de vino rancio de la familia y que, los miembros sucesivos de Cal Vall, habían cuidado desde tiempos remotos.

Se trata de rendir homenaje a la mujer que salvó estas botas y que, sin saberlo, ha hecho que el Celler Vall Llach os pueda ofrecer este vino rancio. Un vino que remarca la tradición de los pueblos del Priorat y pone en valor el esfuerzo y perseverancia de la gente de esta comarca y sus valores.

El Maria de Cal Vall es un vino rancio seco de garnacha negra y envejecido con el método de soleras en botas muy antiguas de castaño y acacia. Las soleras más antiguas de las cuáles disponemos son del año 1927 y 1946. Las madres, incalculable.

Ficha técnica

Scroll to top